¿Alguna vez has llorado sin saber por qué o has sentido enfado sin aparente razón? Es normal, es humano, y las emociones también lo son. Las emociones son necesarias, son parte de la salud emocional, si bien se puede decir que hay algunas emociones que podríamos considerar tóxicas. No son útiles ni tampoco nos llevan a la felicidad, de hecho la impiden.

5 emociones tóxicas que impiden la felicidad

La ansiedad es útil, el miedo también, pero esto no sucede con otras emociones que están impregnadas en nuestra cultura sin ninguna función positiva: vergüenza, angustia, envidia… Descubre cinco emociones tóxicas que impiden la felicidad.

1. La envidia

Enfocarse en los demás, en comparar la propia vida con la de otro, es negativo para la autoestima, y ésta es clave para la felicidad. Sentir envidia alimenta el sufrimiento e impide centrar la atención en la propia vida, en las capacidades y riquezas de uno mismo.

2. La vergüenza

La sana capacidad de sentido del ridículo nos permite interactuar en sociedad y adaptarnos. Sin embargo, la vergüenza de mostrarnos como somos es un tipo de sentimiento nocivo para la felicidad. De acuerdo con un estudio realizado en la Universidad de Kent, en Reino Unido, las personas que tienden a sentir vergüenza viven con miedo a ser juzgadas o etiquetadas, lo cual impide la liberación de su personalidad, y por ende la felicidad.

3. La culpa

Sentirse responsable ante una acción negativa es lo que permite aprender y enmendar errores, pero el sentimiento de culpa que lleva a castigarse a uno mismo impiden una autoestima saludable y la felicidad.

4. La insatisfacción continua

Hay personas que nunca se sienten plenas del todo, como si siempre les faltara algo y nada fuera suficiente para hacerles felices. Ser inconformista permite avanzar, salir de la zona de confort y asumir nuevos retos. Sin embargo, una emoción constante de insatisfacción generalizada impide la felicidad, pues dejan de apreciarse los aspectos positivos y no se celebran los logros.

5. La angustia

Sentir ansiedad ante un acontecimiento peligroso o temible es algo saludable, pero la angustia es un enemigo de la felicidad porque es un sentimiento permanente de ansiedad extrema y profunda generalizada, que no se dirige a algo en particular, sino a la vida misma.

Conclusión

Las emociones son esenciales, incluso las más negativas, pero hay que estar atentos para detectar ciertas emociones tóxicas. Si se repiten en el tiempo y sobre todo se dan sin que suceda un acontecimiento, pueden ser enemigos de la felicidad.

Recuerda: No importa si has empezado mal el día, puedes acabarlo mejor. No importa si te faltan habilidades, ¡puedes adquirirlas! No importa si te has equivocado, puedes aprender algo. Si otros pudieron, tú también puedes. ¡Ve a por tus sueños!

Eso es lo que trabajarás en el curso online que puedes hacer en el curso online de Gestión Emocional. ¿Te interesa? Entra aquí y empieza a impulsar tu felicidad con esta formación en línea.

Translate »