Como ya dijo Timothy Gallwey, uno de los padres del coaching moderno, “El Coaching es liberar el potencial de una persona para maximizar su propio desempeño. Es ayudarle a aprender, en vez de enseñarle”. Para ello, una de las claves es saber hacer preguntas poderosas. ¿Sabes qué son y cómo hacerlas? Conoce la habilidad de preguntar para liberar el talento de una persona y motivarle, incluso aplicable contigo mismo.

¿Cómo son las Preguntas Poderosas?

Si el coaching consiste en ayudar al cliente a identificar sus propias soluciones para seguir adelante, la capacidad de hacer preguntas efectivas se encuentra en el corazón de una buena sesión de coaching.

  • Son abiertas
  • Invitan a la responsabilidad
  • Se enfocan en el presente y futuro
  • Tienen en cuenta las 5 W – qué, cuándo, cómo, dónde, por qué

Se trata de preguntas abiertas, es decir, no las que se responden con sí-no, sino aquellas que permiten que el coachee (el que realiza una sesión de coaching con un coach) responda de manera extendida.

Más allá de que permiten que ‘la posesión del balón’ en la conversación la tenga el coachee, facilitan el cambio, porque las personas tienden a resistirse a lo que escuchan, y a creer lo que ellas mismas han dicho. Con las preguntas correctas, el coachee crea la solución o resuelve su propio problema. Esto le permite ser más consciente y responsable de lo que sucederá en adelante.

Aquí tienes un listado de preguntas poderosas que tienen un alto impacto:

  • ¿Cuál es el resultado que estás buscando lograr aquí?
  • ¿Puedes compartir los detalles de lo que está pasando?
  • ¿Qué has intentado hasta ahora?
  • ¿Cómo has manejado algo como esto antes? (¿Cuál fue el resultado?)
  • ¿Qué estás dispuesto/a a hacer para resolver esto?

Aprende el arte de preguntar y de hacerte preguntas a ti, porque es una forma de enfocarte en lo importante y de conseguir tus metas.

¿Quieres aprender esto y mucho más sobre el coaching? Accede a nuestro curso online de Desarrollo Personal y Felicidad.

Translate »